Rate This Item

EN EL DIA DE MI CUMPLEAÑOS

16-12-2012 PCS

Nos acercamos a la fecha de mi cumpleaños, todos los años se hace una gran fiesta en mi honor y creo que este año sucederá lo mismo.

El año pasado, me hicieron una gran fiesta pero no me invitaron. El gran día me dejaron afuera, me cerraron la puerta. No obstante, logre entrar sin hacer ruido, y me quedé en un rincón. Estaban todos bebiendo, había algunos borrachos contando chistes, riéndose a carcajadas. La estaban pasando “en grande”, para colmo llegó un viejo gordo, vestido de rojo, de barba blanca y gritando: “jo jo jo jo”, todos los niños corrieron hacia él, diciendo: “Santa Claus” “Santa Claus” ¡cómo si la fiesta fuera en su honor!

Me asombró que el día de mi cumpleaños en lugar de hacerme regalos a mí, se regalan unos a otros. ¿Tú que sentirías si el día de tu cumpleaños, se hicieran regalos unos a otros y a ti no te dieran nada? Una vez alguien me dijo: ‘¿Cómo te voy a regalar algo si a ti nunca te veo?’ Ya te imaginarás lo que le dije: ‘Regala comida, ropa, ayuda a los pobres, visita a los enfermos, a los que están solos y yo lo contaré como si me lo hubieran hecho a mí’ (Mt 25, 34-40)”. Llegaron las doce de la noche y todos comenzaron a abrazarse, yo extendí mis brazos esperando que alguien me abrazara, pero nadie me abrazó. Comprendí entonces que yo sobraba en esa fiesta, salí sin hacer ruido, cerré la puerta y me retiré. Me sentía abandonado, triste, olvidado y por ello lloré.

Al caminar por las calles pase por tu casa, tú y tu familia me invitaron a pasar, me trataron como a un rey, realizaron una verdadera fiesta en la cual yo era el invitado de honor. Me cantaron las mañanitas; hacia tiempo que a nadie se le ocurría hacer eso. Me conmovió el pesebre que pusieron en un rincón de la casa.

Mi corazón se alegró de ver, que a más de 2000 años, hay quienes en familia siguen festejando dignamente mi cumpleaños. 

Read 999 times Last modified on Lunes, 17 Diciembre 2012 03:57
Published in REFLEXIONES

Media